02/01/2020

Cortinas estampadas o lisas: te ayudamos a elegir la mejor opción


Como ya explicamos en otro post, existen una serie de factores a tener en cuenta para decantarnos por un tipo de cortina u otra, como el color de las paredes, el tamaño del espacio, el tipo de estancia, los muebles, estilo decorativo… y estos factores, además de nuestros gustos, también influyen a la hora de plantearnos optar por cortinas estampadas o lisas.

En este post te ofrecemos algunas sugerencias para ayudarte a elegir cortinas lisas o estampadas según las ventajas e inconvenientes que tienen y otras para conseguir crear un ambiente ideal con ellas.

Cortinas estampadas: para decoraciones atrevidas

Las cortinas estampadas, a diferencia de las lisas, suelen colocarse con el objetivo de ser el foco o uno de los focos de atención de una estancia, y eso hace que la elección del estampado sea crucial para la armonía de todos los elementos decorativos que la componen (color de las paredes, muebles, estilo decorativo, etc.): existen un sinfín de opciones, como los estampados geométricos, los cuadros, las rayas, las flores, etc.

Sin embargo, antes de decantarnos por las cortinas estampadas, debemos sopesar las ventajas e inconvenientes que tienen.

Ventajas de las cortinas estampadas

  • Perfectas para espacios grandes. Las cortinas estampadas son ideales si disponemos de espacios de grandes dimensiones ya sean salones, comedores, habitaciones etc ya que éstos pueden llegar a ser monótonos y los puntos focales llamativos pueden darle un toque de vida y de modernidad.
  • En el caso que no quieras decorar tus ventanas en espacios grandes con unas cortinas estampadas, puedes apostar por unas cortinas lisas en tonos cálidos como rojos, naranjas o amarillos.
  • Más llamativas. Una de las principales ventajas de las cortinas estampadas es que a diferencia de los cortinas lisas visualmente suelen ser más llamativas y por lo tanto suelen dar más juego a la decoración de la estancia donde se encuentran. Las cortinas estampadas permiten a romper con la monotonía y aportan un toque único y personal al hogar.
  • Ambientes rústicos. Las cortinas estampadas como por ejemplo las florales son una buena opción para ambientes rústicos ya que combinan a la perfección con la decoración de madera o de piedra.
  • Animar paredes claras. Los colores claros como el blanco, el beige o los colores pasteles permiten muchas posibilidades de colores para nuestras cortinas que ofrezcan contraste, y son perfectos para dar protagonismo a estampados que rompan con la sobriedad de la estancia y darle un toque más alegre. En cambio si las paredes son de colores llamativos (rojas, naranjas, amarillas, verdes) incluso de papeles estampados, añadir cortinas estampadas recargaría la estancia.
  • Inconvenientes de las cortinas estampadas

    • Difíciles de combinar. Una de los principales inconvenientes de las cortinas estampadas es que se pueden convertir en un quebradero de cabeza conseguir combinarlas con el resto de la decoración del hogar a no ser que sea lo primero que que coloquemos en la estancia.
    • Recargar en exceso. En un hogar solemos acumular muebles, objetos de decoración, textiles, iluminación, etc., de distintos colores y formas, de manera que la presencia de unas cortinas estampadas puede saturar la estética de la estancia. Sólo si los distintos elementos son mayoritariamente lisos será conveniente añadir cortinas estampadas al conjunto. Si predominan los estampados o las formas originales, especialmente si son muy diferentes entre sí, probablemente será mejor optar por cortinas de tonos lisos y no quitar protagonismo al resto.

    Tipos de estampados más comunes en cortinas

    Evidentemente los tipos y colores de estampados más usados suelen cambiar con las modas, pero hay algunos que siempre están presentes en una u otra presentación. Aquí citamos los estampados más típicos:

    • Cuadros. Podemos encontrar diferentes tipos de cuadros: más grandes, más pequeños, cuadros vichy, escoceses… Este tipo de estampado es muy utilizado en estancias que se caracterizan por ambientes rústicos o estancias pequeñas como la cocina o el baño ya que disimulan el humo o vapor que se acumula con el paso del tiempo.
    • Rayas. Apostar por las rayas tanto verticales como horizontales nos permite crear un efecto visual que hace que percibamos el espacio mucho mayor de lo que es en realidad, por lo que son ideales para salones o habitaciones pequeñas, a las que dan un toque de elegancia.
    • Flores, hojas u otros elementos naturales. Este tipo de estampado es muy apropiado para estancias cuya decoración es clásica pero quiere dar una sensación acogedora, aportando un aire más fresco a la estancia.
    • Étnicos. Es un tipo de estampado que suele ser muy original y da un aspecto único a la estancia que raramente tendrá otra, pero debe contar con una decoración muy acorde, por lo que es muy recomendable que cuente con el vistobueno de un decorador.
    • Geométricos. Los estampados geométricos son muy utilizados en ambientes modernos ya que permiten dar un toque diferente al espacio sin correr el riesgo de sobrecargarlo.
    Recomendamos evitar los estampados de mensajes o dibujos infantiles ya que da una sensación de pasado de moda. Si bien es cierto que este tipo de estampados pueden aportar alegría a la estancia, al mismo tiempo tiempo hay que tener presente que son muy difíciles de combinar y es posible que nos cansemos de ellos rápidamente.

    Cómo elegir cortinas estampadas

    Es importante consultar con un profesional en el caso de elegir cortinas estampadas, porque además de no ser adecuadas en todos los ambientes, los tejidos estampados pueden no ser aptos para todo tipo de cortinas, especialmente dependiendo del tejido. Los estampados pequeños, por ejemplo, no suelen ser adecuados en cortinas grandes, ya que generan una sensación de fatiga ocular, y ciertos estampados en cortinas convencionales o verticales pueden quedar cortados de forma antiestética al quedar recogidas, mientras que las cortinas enrollables suelen admitir cualquier tipo de estampado.

    Cortinas lisas: un acierto asegurado

    Las cortinas lisas suelen convertirse en un acierto asegurado si no queremos arriesgar demasiado en la decoración de nuestro hogar. Los colores más utilizados son los blancos, grises, crudos y beige, ya que combinan a la perfección con el resto del mobiliario y accesorios de la estancia, sean cuales sean, si bien es cierto que los colores más intensos pueden utilizarse para contrastar y centrar la atención.

    Ventajas de las cortinas lisas

    • Espacios pequeños. Tal y como explicamos en un post anterior la opción más recomendada para espacios pequeños son las cortinas lisas y si puede ser, apostando por tonalidades claras, que ayudarán a crear una sensación visual de amplitud en la estancia.
    • Fáciles de combinar. Las cortinas lisas nunca pasan de moda. Una de sus principales ventajas es su facilidad de combinar con el resto de los elementos decorativos de la estancia, aunque no todos los colores son igual de combinables.
    • No recargar el ambiente. Este tipo de cortina es ideal para aquellas personas amantes del minimalismo, que no quieren recargar el ambiente. Es una opción perfecta para los dormitorios, en los que una cortina estampada siempre llamará nuestra atención, mientras que lo que buscamos en está estancia es relajarnos y sin que nada nos llame excesivamente la atención.
    • Reutilizables. Una de las principales ventajas de las cortinas lisas es que en el caso que nos cansemos de ellas en una habitación las podemos usar en otra estancia del hogar ya que probablemente encajarán allí sin problemas.

    Inconvenientes de las cortinas lisas

    • Monótonas. Unas cortinas lisas nos hacen perder una oportunidad de dar a la estancia un toque único con poco dinero, ya que dar personalidad a un espacio con una cortina es más barato que hacerlo cambiando los muebles. Por eso si no queremos optar por estampados, unas cortinas lisas más llamativas, de colores como el verde o el azul, pueden dar más juego.
    • Delicadas. Otro inconveniente de las cortinas lisas es que se trata de cortinas delicadas y fáciles de ensuciar a diferencia de las cortinas estampadas, en las que las manchas se suelen disimular más.

    Tipos de colores lisos para cortinas

    Hoy en día existen una multitud de colores lisos que combinan con diferentes decoraciones y generan diferentes sensaciones (calidez, sobriedad, limpieza…). A continuación detallamos brevemente los tipos de colores más utilizados en cortinas:

    • Claros. Este tipo de colores son recomendables para estancias pequeñas ya que consiguen dar mucha amplitud a los espacios. Dentro de la gama de los colores claros, el más elegido es el blanco o cualquier color claro como beige, gris, crema, nude o pasteles que permiten dejar pasar una mayor cantidad de luz, que tiende a generar una sensación de mayor espacio.
    • Oscuros o de colores intensos. Los colores oscuros o intensos son recomendables para espacios que tienen grandes dimensiones, estancias en las que queramos que la voz cantante la lleve un color que también queremos que esté en las cortinas, ya que llaman nuestra atención, o lugares en los que no queremos que entre la luz (por privacidad, para proteger los muebles, para trabajar con ordenadores, etc.) Entre los colores oscuros más utilizados en cortinas destacamos los azules, verdes, grises, marrones

    No hay una opción mejor que otra

    En realidad no existe una afirmación universal que determina que las cortinas lisas o estampadas son unas mejores que otras. En ambos casos si sabemos combinarlas de manera correcta con el resto de la decoración de la estancia, acertaremos seguro. Lo importante es que nos sintamos cómodos con nuestras cortinas, ya que las veremos todos los días. Y para ello es muy útil contar con la asesoría de profesionales como Cortinas Vallès, con un amplio catálogo de cortinas de una gran variedad de tejidos, colores y diseños y un equipo de expertos decoradores que te aconsejarán sobre la mejor alternativa que combine estética, funcionalidad y presupuesto.

© Cortinas Vallès 2020

¡Llámanos ahora!