04/09/2019

Cómo combinar cortinas: consejos para escoger el color apropiado


Seguramente alguna vez te habrás preguntado cómo combinar cortinas con el resto de componentes de la decoración del hogar. Como ya hemos introducido en otro post escoger un tipo de cortina que se adapta a nuestra estancia no es tarea fácil y si además le sumamos el hecho de escoger un color que combine con el resto de la estancia la cosa se complica.

Sin duda alguna el color de nuestras cortinas juega un papel fundamental en la decoración ya que permite crear una armonía perfecta en el ambiente de cualquier parte del hogar. En este post hablamos de cómo combinar las cortinas con todas las estancias y conseguir crear un ambiente idóneo.

Factores clave para combinar cortinas

Las cortinas forman parte de la decoración de nuestro hogar. No sólo tienen una función de regular la luz del sol que entra, aislar del frío o del calor y proporcionar privacidad, sino que también tienen una función meramente estética, por eso es tan importante la elección del color. Hay muchos casos en los que pensamos que a un ambiente le falta algo y no sabemos qué: a menudo se trata de una cortina que lo complete.

Existen un sinfín de colores de cortinas pero no todas quedarán bien con los distintos elementos de la estancia. Por eso es interesante seguir una serie de pautas que nos indicarán cómo combinar cortinas según el color:

Según el color de las paredes

El color con el que hayas pintado la pared es importante para elegir las cortinas y conseguir crear un equilibrio cromático en el ambiente.

  • Para paredes blancas. El blanco permite muchas posibilidades de colores para nuestras cortinas, ya que se trata de un color neutro que permite utilizar colores más atrevidos como el rojo, verde o el amarillo. Incluso permite apostar con acierto por colores estampados.
  • Para paredes llamativas. Si tus paredes son de colores chillones es recomendable que las cortinas sean de un color neutro para no restarles protagonismo y al mismo tiempo no sobrecargar visualmente la estancia. En el caso de que optes por colores llamativos -también en tus cortinas- es recomendable que sean de la misma gama cromática para no crear un efecto visual desagradable. Por ejemplo, si queremos un ambiente verde, no mezclar verdes amarillentos con azulados.
  • Para paredes estampadas (geométricos, florales, letras, mensajes). El papel pintado estampado está muy de moda en estancias alegres o sofisticadas, aunque sea en sólo una o dos paredes de una estancia, combinando las otras dos o tres con otro color de la misma gama. A la hora de combinarlo con cortinas siempre es recomendable mezclar pocos estampados, recordemos que menos es más. La mejor opción en estos casos es una cortina sea de un color liso -con tonos que sean suaves o neutros- para evitar crear un caos visual en el ambiente. En el caso que nos guste una cortina también estampada es recomendable que el patrón siempre tenga el mismo estampado o al menos parecido que la pared.
Si vamos a cambiar las cortinas a medio plazo es recomendable escoger colores neutros de los que no nos vayamos a cansar rápidamente y que nos permitan combinar con el resto de la decoración del hogar. Si nos gustan los cambios y vamos a cambiar las cortinas con cierta frecuencia podemos atrevernos con colores más extremados.

Según el tamaño del espacio

Otro aspecto a tener el cuenta es las dimensiones del espacio donde vamos a situar las cortinas. Si el espacio es pequeño es más recomendable optar por colores neutros y claros como el beige o blanco para conseguir crear una sensación de amplitud. Por ejemplo, una pared estrecha en la que la ventana ocupe todo lo ancho con una cortina roja marcará de forma muy clara esa estrechez, mientras que una cortina clara difumina esa sensación. En cambio si el espacio es grande podemos usar cortinas de colores más cálidos como rojos, naranjas o amarillos.

Según el tipo de estancia

El espacio donde vayamos a colocar la cortina también es un factor determinante para saber cómo combinar nuestra cortina con el resto de las partes del hogar.

  • Cortinas para el salón. En esta zona de la casa solemos compartir muchas comidas en familia, cenas con amigos o incluso momentos de soledad. Es importante encontrar una cortina que proporcione luminosidad y confort a la estancia y al mismo tiempo que se pueda combinar con el resto del mobiliario del salón (mesa, sillas, sofá) y con los accesorios que forman parte de la decoración como la alfombra o los cojines. Podemos optar por darle un papel predominante a la cortina con colores más vivos o que contrasten con el resto (por ejemplo una cortina blanca destaca en un salón con paredes azules y muebles oscuros) o otra opción es que la cortina pase desapercibida siguiendo los mismos tonos cromáticos que el resto (por ejemplo cortinas verde manzana en una decoración donde predomina el verde oliva).
  • Cortinas para el dormitorio. El dormitorio es seguramente la parte de la casa donde pasamos más tiempo, que generalmente es de descanso, por eso necesitamos buscar un equilibrio entre la privacidad y el confort. Escoger una combinación de colores neutros como el beige, el marrón, los tostados o grises claros es un acierto asegurado. Siempre podemos dar un toque de color a la estancia con los accesorios de la cama (cojines, ropa de cama) e incluso los muebles que forman parte de la decoración (cama, mesita de noche, espejos etc)

  • Cortinas para la cocina. Una cocina es un lugar alegre, de creación. Seguramente queremos dejar de lado las típicas cortinas con frutas, cuadritos vichy o estampados de menajes de cocina que se han quedado anticuadas y decantarnos por unas más modernas pero al mismo tiempo funcionales. Optar por unas cortinas de color blanco es un error ya que con el tiempo se pueden volver volver amarillas por la humedad y se ensucian más fácilmente por las manchas de comida o aceite. La opción más recomendada son cortinas estilo estor confeccionadas con materiales resistentes y fáciles de lavar y de colores claros o pasteles (sin llegar al blanco) como el beige, gris claro, rosa o azul pastel que permitan la entrada de luz exterior.
  • Una opción es combinar las cortinas de la cocina con el mantel, trapos de cocina o cojines para las sillas o el mobiliario (encimera, accesorios, electrodomésticos, etc), con estampados parecidos si es el caso o con la misma gama cromática para destacar el ambiente.
  • Cortinas para el baño. A veces no le damos la suficientemente importancia a la decoración del baño pero sin duda alguna es un lugar de intimidad en el que relajarnos y el primer lugar por el que pasamos cuando nos levantamos por la mañana, momento en el que lo ideal es acumular energía positiva. Por eso es importante combinar las cortinas del baño con los distintos complementos de la estancia (toallas, alfombra de baño, accesorios, incluso el suelo). Los colores más utilizados son el azul y el verde ya que aportan sensación de frescura y armonía al ambiente.
  • Cortinas para el estudio. En esta zona de la casa buscamos que nada nos estorbe la concentración, por lo tanto optaremos por unas cortinas muy funcionales de colores oscuros que permitan poca entrada de luz natural para evitar los reflejos en nuestra pantalla del ordenador o en la lectura de un libro. Una opción ideal es una persiana veneciana que nos permita graduar la luz y el aire según nuestras necesidades de cada momento, o una cortina técnica enrollable.

Según los muebles

Como hemos visto, el color de las cortinas también influye en el resto de accesorios del hogar ya sean los muebles (mesas, sillas, sofas) o decoración (cojines, alfombras, ropa de cama etc) y conseguir crear una perfecta armonía de colores. Nuestro especialista en cortinas nos puede orientar sobre cómo combinar nuestras cortinas si le mostramos imágenes de nuestras estancias o con una visita a nuestro domicilio. Nos aseguraremos acertar.

Según el estilo decorativo

Es importante definir el estilo decorativo de nuestro hogar, ya que este factor influirá a la hora de escoger el color (y también el tipo) de nuestras cortinas. Si en toda la decoración de tu hogar rige un estilo concreto (minimalista, rústico, moderno, bohemio) es recomendable seguir con esta tendencia y apostar por unas cortinas que combinen a la perfección con este estilo. En un ambiente rústico, por ejemplo, quizá no combine bien una cortina enrollable de color llamativo y en cambio sí sea ideal una cortina convencional con un estampado. O en un ambiente minimalista seguramente no buscaremos esa cortina estampada pero sí un panel japonés de color discreto.

Marca la diferencia

En Cortinas Vallès disponemos de un amplio catálogo de cortinas de una gran variedad de tejidos, colores y diseños que se adaptan perfectamente a cualquier espacio del hogar. Contamos con un equipo de expertos decoradores que aconsejaran sobre la mejor alternativa que combine estética y confort.

© Cortinas Vallès 2020

¡Llámanos ahora!