28/07/2017

Cortinas para el verano para ahorrar aire acondicionado


Ahorrar aire acondicionado

El aire acondicionado es fantástico en el verano, pero ponerlo a todas horas durante una ola calor es un alivio en el momento y una bofetada cuando llega la factura de la luz a final de mes. Eso sin contar con el impacto medioambiental que representa todo el calor que desprenden estos aparatos.

Si bien es cierto que lo fácil y rápido siempre tienta, antes de refrigerar la casa hasta hacer de ella una nevera debemos valorar si estamos tomando todas las medidas necesarias para evitar que las estancias se calienten, entre ellas analizar si tenemos las cortinas para verano adecuadas (o, directamente, si tenemos algún tipo de cortinas).

Según el experto en energía Michael Bluejay la luz solar directa puede incrementar en 6 a 12 grados una habitación. En otras palabras, esto en una casa con 9 metros cuadrados de ventanas orientadas al este en un día soleado puede llegar a ser como poner el horno a tope durante 2 horas y a la vez intentar meterlo dentro de una nevera.

Una gestión inteligente de la cobertura de puertas de cristal y ventanas puede reducir la ganancia de calor en una habitación hasta un 77%.

¿Qué cortinas para el verano elegir?

Cada tipo de cortinas tiene sus ventajas y sus inconvenientes, a veces se pueden combinar, y su elección depende mucho del tipo de estancia y su decoración (en otro post hablamos de lo que hay que tener en cuenta para elegir nuestras cortinas).

  • Cortinas convencionales: permiten un sinfín de posibilidades decorativas y pueden llegar a reducir el calentamiento hasta en un 33% si son de colores claros (especialmente blancos y pasteles) y tienen el revestimiento aislante adecuado. Se considera que son las que hacen que la casa se mantenga más fría, ya que el movimiento de la tela y los pliegues dispersa el aire caliente. Eso sí, deben ser de buena calidad e instaladas por un experto para lograr un buen resultado y mantener realmente la casa más fresca.
  • Las cortinas de tejido cerrado (que bloqueen completamente la luz) con revestimientos blancos son ideales para el verano, ya que reflejan la radiación. Es mejor rechazar colores oscuros que puedan retenerla.
  • Para un óptimo aislamiento, hay que colocarlas lo más cerca de la ventana posible y dejarlas caer hasta el alféizar hasta que bloquee por completo la luz. Se puede maximizar su efecto colocando una cornisa en la parte superior de la cortina o instalándola contra el techo, sin separación, para bloquear la entrada de luz por arriba, sellando los lados y uniendo la parte del centro con un velcro para que no se separen las telas.
  • Las cortinas, especialmente las más opacas, son ideales para dormitorios, en los que no pasamos mucho tiempo y así, si mantenemos las cortinas cerradas durante todo el día, no nos importará la falta de luz.
  • Cortinas verano ahorrar aire acondicionado

    En verano y en invierno

    Las cortinas convencionales también son un tratamiento de ventanas eficiente energéticamente en invierno invierno, pudiendo reducir la mayoría ellas hasta un 10% de la pérdida de calor. Esto se logra si se corren todas las cortinas por la noche, y durante el día sólo aquellas que no reciben la luz del sol (el resto deben permanecer abiertas para permitir al sol calentar los cristales). Así, las ventanas que reciben luz recibirán calor y las que no, procurarán que no se pierda gracias a las cortinas.

  • Visillos: cuando se instalan correctamente, los visillos son una de las maneras más sencillas y efectivas de ahorrar aire acondicionado, pero necesitan cubrir la ventana todo el día para funcionar. Deben instalarse lo más cerca posible del cristal dentro del marco de la puerta o la ventana, creando un espacio sellado. Hay visillos reversibles que son blancos en un lado y oscuros en el otro para poder usarse en todas las estaciones (en verano el blanco refleja la luz solar y en invierno el negro la absorbe).
  • Los visillos son geniales para comedores y salas de estar, especialmente si tienen vistas, ya que permiten preservarlas dándole algo de privacidad adicional, e incluso impiden que se cuelen insectos.
  • La combinación de cortinas

    Los visillos se pueden combinar con las cortinas convencionales, y ambas con estores screen o venecianas, para proporcionar un mayor ahorro energético.

  • Venecianas: a diferencia de los visillos y cortinas, las venecianas permiten controlar la entrada de luz, aunque es más difícil controlar la pérdida de calor en invierno. Cuando están completamente cerradas, las venecianas (especialmente las que son altamente reflectantes) pueden reducir la ganancia de calor en alrededor del 45 por ciento, según el Departamento de Energía de Estados Unidos. Si se combina el uso de venecianas con techos de color claro, pueden permitir iluminar la estancia sin mucho calor o deslumbramiento, regulándose para bloquear y reflejar la luz solar directa sobre éstos, que difundirán la luz por la estancia, dispersándola.
  • Estores screen: los screens ayudan a bloquear la ganancia de calor en verano, pero se suelen usar más en climas con largas estaciones frías, ya que también conservan el calor en invierno, especialmente en ventanas orientadas al este y al oeste. Son habituales en colores oscuros, que tienden a preservar mejor el calor.

Buenas prácticas de manejo de las cortinas en verano

Aparte de elegir unas buenas cortinas para el verano, es importante seguir una serie de buenas prácticas para mantener la estancia fresca. Es fundamental cerrar las cortinas o persianas de las ventanas donde el sol da de manera directa en algún momento del día mientras estamos fuera. Si es necesario, hay que dejar todo completamente a oscuras. Si se está en casa por la tarde, se pueden cerrar las cortinas de las ventanas orientadas al este, y al llegar abrirlas y cerrar las de las ventanas orientadas al oeste. La idea que hay que tener siempre en mente es: mientras hay sol directo, habrá efecto invernadero sobre los cristales y por lo tanto hay que bloquearlo.

Otras ideas para refrescar las estancias en verano

Aunque las ventanas, como se explica al principio, son el lugar donde entra buena parte del calor en verano, no son el único. Las paredes o los techos son otras partes de una estancia que absorben calor. Algunas prácticas adicionales para refrescar estas estancias, que combinan perfectamente con el uso de cortinas adecuadas, son las que se describen a continuación:

  • Pintar las paredes de colores claros: las superficies oscuras siempre se calientan mucho más que las claras. Pintar las paredes de colores claros ayuda a reducir la cantidad de calor que absorben del sol, y por lo tanto reducir el uso de aire acondicionado. Eso sí, lo mismo que pasa en verano pasa en invierno, por lo que en esta estación las paredes no ayudarán tanto a mantener la casa caliente. Ahora bien, de acuerdo con Bluejay, el ahorro de energía en refrigeración en verano supera la pérdida de calor y las necesidades de calefacción en invierno (a no ser que se trate de estancias en climas muy fríos). Con unos centenares de euros en pintura se pueden ahorrar muchos miles durante algunos años.
  • Recorrer a un techo fresco: si se tiene la posibilidad de cambiar el techo, lo ideal para procurar la eficiencia energética en verano es recurrir a materiales reflectantes especiales o revestimientos que bloqueen los rayos del sol, que pueden llegar a costar lo mismo que un techo estándar y mantenerse 10 grados más frescos. De nuevo, dado que los techos frescos absorben menos calor también en invierno, son más adecuados para climas cálidos en los que se tenga más necesidad de refrigeración en verano que de calor en invierno. Es el caso del Mediterráneo. En los Estados Unidos, el Oak Ridge National Laboratory permite calcular el ahorro que se puede generar según el tipo de techo.
  • Árboles y plantas que hagan sombra: si se vive en una casa o bajo o en un ático o cualquier vivienda con balcón o terraza merece la pena valorar refrescar el área cercana proporcionando sombra y haciendo circular vapor de agua a través de sus hojas. Los árboles de hoja caduca tienen la ventaja de que proporcionan sombra en verano y dejan que el sol pase a través de sus ramas en invierno. Los árboles altos son ideales en el lado sur de una vivienda, para proporcionar sombra al techo y así enfriarlo, mientras que en el lado oeste funcionan mejor los arbustos bajos, para bloquear el sol bajo de última hora de la tarde. Plantar árboles no resulta muy caro, pero hay que tener en cuenta que requieren mantenimiento, especialmente en época de poda y de caída de hojas en otoño.

Arboles para ahorrar aire acondicionado

La importancia de ponerse en manos de profesionales

Si realmente queremos refrescar nuestras estancias poniendo cortinas para el verano y ahorrar energía en refrigeración es muy importante que pongamos su instalación en manos de profesionales. De otra manera pueden dejar pasar calor y no contribuirán al ahorro energético.

Enlaces de interés

© Cortinas Vallès 2017